miércoles, julio 04, 2012

Gobierno francés aumenta impuestos para reducir déficit público


El Gobierno de Francia aprobó este miércoles una serie de subidas de impuestos con el objetivo de recaudar para este 2012 siete mil millones de euros (unos nueve mil millones de dólares) y así reducir el déficit público, que actualmente se encuentra en 4,5 por ciento del Producto Interno Bruto (PIB). Para el Ejecutivo, este aumento de la contribución fiscal es “justo”. El dispositivo más importante en términos de recaudación es la supresión de exenciones en el impuesto sobre la fortuna (ISF), con el que se espera recaudar dos mil 300 millones de euros (dos mil 890 millones de dólares).

El primer ministro francés, Jean-Marc Avrault, explicó que los impuestos reales que pagan las clases más altas “no pueden seguir siendo inferiores al de la mayoría de los ciudadanos franceses“.

Confirmó, como ya prometió Francois Hollande, que los ingresos anuales superiores a un millón de euros (mil 256 millones de dólares) tendrán un impuesto excepcional del 75 por ciento.

“Yo no soy el enemigo del dinero, pero yo no tengo en cuenta a la gente con la que hablo en función de sus patrimonios y de sus ingresos”, incidió Ayrult, quien añadió además que los ingresos al capital tendrán impuestos al mismo nivel que los del trabajo.

Para el ministro francés de Finanzas, Pierre Moscovici, “es normal que se exija más a los más ricos” y advirtió que si no hubiera corregido el presupuesto “espontáneamente” el déficit al final del año hubiera sido del 5 por ciento del PIB.

De las empresas, tendrá que salir el 47 por ciento del dinero que el Ejecutivo quiere conseguir con los incrementos de impuestos.

Se incrementa también del 0,1 por ciento al 0,2 por ciento la tasa sobre las transacciones financieras y del 0,25 por ciento al 0,5 por ciento la relativa a las entidades financieras “sistémicas”.

Por otra parte, el Gobierno francés decidió suprimir la subida del Impuesto al Valor Agregado (IVA) prevista para el próximo mes de octubre, conocida como el IVA social, medida que beneficiará a la clase obrera y la clase media.

Según el Ejecutivo, los impuestos sobre la renta serán “más justos, más progresivos y más comprensibles”.

El Ejecutivo ha previsto la congelación de mil 500 millones de euros (mil 884 millones de dólares) de gasto público para poder cumplir los objetivos de déficit, pero no ha querido precisar hasta ahora recortes precisos, y en particular no ha querido dar cifras sobre reducción en empleos en las administraciones.

Si se cumplen las metas de déficit público la deuda pública tendría que disminuir al 82,4 por ciento en 2017, al término del mandato de Hollande.

El Gobierno francés prevé que la economía gala crezca este año un 0,3 por ciento, cuatro décimas menos en comparación con el 0,7 por ciento que recogía la última estimación realizada por el Ejecutivo de Nicolas Sarkozy, y un 1,2 por ciento en 2013, frente al 1,7 por ciento que preveían los últimos presupuestos.

Fuente: TeleSur

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

La critica es Revolución!!!
los aportes construyen patria!!!