martes, julio 31, 2012

Marilyn Monroe inspiró al arte a los 50 años de su muerte

El movimiento del arte pop no puede imaginarse sin el trabajo de Andy Warhol, sin sus cuadros de la sopa Campbell ni los de Marilyn Monroe. Así como la actriz conquistó la pantalla grande, lo hizo también con artistas que, aún en vida, en el momento inmediato a su muerte, y hasta la fecha, siguen usando su imagen como motivación para su trabajo. Andy Warhol tomó el negativo de la fotografía de Monroe hecha para promocionar la película “Niagara” (1953) y la plasmó a base de serigrafía en un lienzo pintado de color dorado. El rostro de la diva del cine quedó inmortalizado en el cuadro “Gold Marilyn Monroe”, donde aparece como un objeto de veneración.

Sin embargo, su imagen no se aprecia impoluta o fiel a la fotografía, sino con el maquillaje mal colocado, borrosa y con manchas. Según Anne Umland, restauradora del Museo de Arte Moderno de Nueva York, a través del sitio web del MoMA manifiesta que “esas imperfecciones hablan de cómo Marilyn se fue perdiendo para el mundo”.

MÁS QUE UNA MUJER

Con esta imagen inspiradora, Warhol hizo, en dos meses, una serie de más de veinte pinturas donde el rostro icónico e imperfecto de la actriz se vio en repetición y en distintos cambios de colores. El artista encontró en Monroe una de sus combinaciones favoritas: la muerte y el culto a las celebridades.

En el famoso “Díptico de Marilyn”, el padre del arte pop plasma cincuenta veces el rostro de la sensual rubia: una mitad a color y la otra en blanco y negro hasta casi desvanecerse. “El pasaje de la vida a la muerte se revierte. Mientras menos permanente está su imagen, más presente está”, explica Thomas Crow, historiador y crítico de arte estadounidense en el libro “Desastres Sabatinos: traza y referencia en el Warhol temprano”.

Crow añade que ese contraste de color en el “Díptico de Marilyn” se debe a que las mejores y más perdurables memorias cinematográficas que tenemos de ella son en blanco y negro.

En estos momentos, estas serigrafías se exhiben en las colecciones de museos como el MoMA en Nueva York o la Galería Tate de Londres y se venden por sumas millonarias en las mejores casas de subastas en el mundo.

TODOS ADORAN A MARILYN.

Si bien, las obras de Andy Warhol son las más famosas, otros artistas de renombre también han usado a la bella rubia para sus creaciones.

Como si fuese el batería de una banda de rock, Brian Olsen, toma sus pinceles y los baña de pintura; con ellos va golpeando un lienzo en la pared y esbozando poco a poco las mejillas, la boca roja, los ojos azules y la platinada cabellera de una inconfundible mujer.

Por medio de su técnica “arte en acción”, el estadounidense Brian Olsen es conocido por ser el pintor más dinámico del mundo. En menos de diez minutos, él puede plasmar en lienzos de gran formato el rostro de celebridades, entre las más recurrentes están Bob Marley, John Lennon y, por supuesto, Marilyn Monroe.

Banksy, el misterioso artista del grafiti, también cayó en la tentación de reproducir con su arte a la rubia, o más bien a dos. Inspirado en la imagen que creó Andy Warhol, Banksy pintó retratos de la modelo Kate Moss con diferente color de labios, ojos, cara y pelo, tal como los emblemáticos cuadros de Monroe.

Otro más que se suma a la adoración del “símbolo sexual del siglo XX” es Murat Pulat, artista turco que cotiza sus obras en las subastas de Christie’s y Sotheby’s con cuadros como “Marilyn Monroe (from the Interface series)”.

TODA UNA INSPIRACIÓN

La exposición “Una vida de leyenda. Marilyn Monroe”, celebrada entre 2002 y 2005, hizo paradas en ciudades como Londres, Valencia o Madrid y en ella se exhibieron más de 280 obras de artistas internacionales.

Cada uno, según su estilo, se inspiró en la leyenda de Monroe, hubo obras de Warhol, Ernesto Tatafiore, Daniel Spoerri, Jean Jacques Lebel o el español Antonio de Felipe, quien afirmó: “Es muy interesante subrayar que todos hemos trabajado sobre Marilyn sin que nadie nos lo encargase, lo que da medida de la importancia de esta diva. Es una Venus contemporánea”.

Durante esa muestra se pudo ver a Norma Jeane Baker (nombre verdadero de la actriz) en medio del logotipo de la M.G.M., en lugar del famoso león; retratada al estilo pop de Lichtenstein; o cual Jesucristo crucificado, pero retozando en una cruz de terciopelo rojo.

REPRESENTACIONES EXÓTICAS.

El cincuenta aniversario de la muerte de Marilyn Monroe ha desatado la creatividad de cientos de artistas por todo el globo.

Desde finales de 2011 y en lo que va de 2012, se han visto exposiciones de pintura, escultura, fotografía, arte urbano y hasta de repostería, donde la contorneada silueta de la actriz aparece como motivo.

En Chicago (Estados Unidos), el artista Seward Johnson hizo una estatua de ocho metros que recrea la mítica escena de “La tentación vive arriba” (The Seven Year Itch) donde se ve a la actriz de pie sobre una rejilla del metro, mientras el tren pasa por debajo y le levanta la falda.

El encargado de la versión más dulce fue el pastelero catalán Lluís Muixí, quien revivió a una Marilyn de tamaño real, pero en una figura de Pascua hecha con chocolate.

DESTACADOS:

* A cincuenta años de su muerte, Norma Jeane Baker aún cautiva, y no solo a través de sus películas sino con el legado de inspiración que dejó en artistas de todo el mundo.

* La rubia actriz es un icono de glamour, sensualidad y misterio que se ve reflejado en serigrafías, pinturas, esculturas, estatuas monumentales y hasta en chocolate.

* Una de las figuras más importantes del cine mundial, referencia eterna, Marilyn Monroe vive por siempre en las múltiples creaciones que se siguen haciendo de ella.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

La critica es Revolución!!!
los aportes construyen patria!!!